Fundación Isla publica un estudio sobre abusos de derechos humanos en los campos de caña de azúcar en Nicaragua

En el día de hoy, Fundación Isla (LIF, La Isla Foundation en inglés) publica un informe que examina las violaciones de derechos humanos sufridas por los trabajadores de caña de azúcar del Ingenio San Antonio (ISA), la mayor plantación de caña de azúcar y planta de producción en la región occidental de Nicaragua.

El informe, titulado “Sickly Sweet: Condiciones de derechos humanos para los trabajadores
de la caña de azúcar en el occidente de Nicaragua,” documenta el contraste entre las protecciones legales de los trabajadores de caña de azúcar nicaragüenses y la realidad de sus condiciones de trabajo y de vida. ENGLISH – Click here to read or download the full report.Las observaciones y conclusiones de “Sickly Sweet” se basan en una investigación cualitativa conducida en julio de 2013 por el personal de LIF y financiada por el Comité Evangélico Pro-Ayuda al Desarrollo (CEPAD) y el Presbiterio del Pacífico. Los investigadores recopilaron información a través de entrevistas cualitativas con 29 trabajadores y ex trabajadores de caña de azúcar. Las preguntas versaron sobre una gama de temas, desde condiciones generales de trabajo y violaciones de derechos laborales hasta percepciones de protecciones de derechos tanto políticos como sociales.

Los hallazgos preliminares de los investigadores muestran que los trabajadores de caña de azúcar en ISA se enfrentan a problemas graves tanto en su lugar de trabajo como en la casa, los cuales constituyen no sólo violaciones de leyes laborales nacionales e internacionales sino también violaciones de protecciones constitucionales fundamentales y obligaciones de tratados internacionales de derechos humanos.

Los investigadores hallaron indicaciones de violaciones fundamentales de derechos, incluyendo violaciones de protecciones básicas establecidas en la constitución nicaragüense, la declaración universal de derechos humanos y la declaración de derechos fundamentales en el lugar de trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (ILO, International Labor Organization en inglés). Las violaciones fundamentales de derechos descubiertas incluyen lo siguiente:VIOLACIONES DE DERECHOS

  • Trabajo Infantil – Varios encuestados admitieron trabajar para ISA cuando eran niños. El 34% de los encuestados conocía a niños trabajadores menores de 14 años, y el 83% conocía a niños trabajadores entre las edades de 14 y 17 años. Los encuestados indicaron que los niños sólo participan en trabajos de campo tales como la siembra, el corte y la deshierba, y que trabajan el mismo número de horas que los adultos. Durante el curso de su trabajo, los encuestados afirmaron que los niños trabajadores estaban expuestos a una variedad de riesgos, incluyendo polvo, humos, gas, llamas, calor extremo, herramientas peligrosas, y agroquímicos. Además, el 65% de los encuestados cree que ISA sabía de la existencia de los niños trabajadores.

 

  • Restricciones a la Libertad de Asociación – De los entrevistados, ninguno pertenecía a un sindicato, y uno de los informantes no sabía lo que era un sindicato. Alrededor de una cuarta parte de los participantes mencionó la amenaza del despido y la lista negra como un elemento de disuasión a la sindicalización. Además, el 65% de los encuestados afirma que los sindicatos que operan en ISA habían sido comprados por la empresa y recibido algún tipo de ayuda financiera, mientras que el 58% cree que los sindicatos no defienden sus intereses ante su empleador. Sólo uno de los encuestados podía nombrar un logro reciente de los sindicatos.

 

  • Imposibilidad de acceder a los mecanismos judiciales – En nuestro estudio, el 75% de los encuestados considera que sus derechos no están protegidos por el sistema de justicia. De éstos, el 40% mencionó que la policía era un gran problema, citando la corrupción, la ineficacia y la discriminación. Por otra parte, el 24% de los encuestados informó que había presentado una demanda de reclamo contra ISA sin recibir respuesta alguna. Las quejas están relacionadas con la indemnización por haber contraído ERCnT, por despido ilegal, y por remuneración. Cuatro encuestados también mencionaron que se les impidió presentar una demanda contra ISA por la empresa misma o por el gobierno. Cinco encuestados afirman que fueron acosados por las fuerzas del gobierno o de la policía por hablar en contra de la empresa.

 

  • Amenazas e intimidación – El 17% de los encuestados informó que había recibido amenazas por parte de miembros del gobierno local o de la policía por hablar en contra de la fábrica de azúcar. El 20% de los encuestados había observado la presencia de la empresa, la policía, o de oficiales del gobierno en los velorios o funerales, a fin de reprimir la protesta mediante la intimidación o el soborno. El 31% informó que la dirección de la empresa, la policía o el gobierno habían dicho mentiras o les habían insultado a ellos o a sus familiares.

Además de lo anterior, los investigadores encontraron condiciones de trabajo peligrosas generalizadas que afectaron negativamente a la salud de los trabajadores, y que muy probablemente contribuyeron a la alta tasa de incidencia de ERCnT entre la población afectada. El 86% de los encuestados describió las condiciones de trabajo como peligrosas. En promedio, los encuestados trabajaban durante la temporada de cosecha 12 horas al día a temperaturas que se elevaban a más de 100°F. Asimismo, el 58% de los encuestados había estado involucrado en algún accidente en el trabajo, mientras que sólo el 20% de los trabajadores entrevistados recibió alguna explicación de las condiciones de seguridad en el trabajo; quienes recibieron equipos de seguridad, reportaron que eran defectuosos o insuficientes. El 34% de los encuestados informó haber tenido acceso a botiquines de primeros auxilios.

Por último, los investigadores descubrieron la ausencia de protección social básica que deja a los trabajadores vulnerables a la explotación y que exacerba el impacto de la enfermedad. El 17% de los encuestados informó que los salarios estaban muy por debajo del salario mínimo nacional para la agricultura, lo cual cubre menos de una cuarta parte de los gastos de manutención promedio de una familia. El 41% de los encuestados informó de incidentes de retención de sueldo sin causa o afirmó ser regularmente mal pagado. Más concretamente, el 17% informó que sus salarios habían sido deducidos como castigo. Ninguno de los encuestados entrevistados que han sido diagnosticados con ERCnT o reportado un alto nivel de creatinina es beneficiario de algún tipo de seguridad social, incluidas la incapacidad o la atención médica subsidiada. RECOMENDACIONESBasándose en los datos obtenidos en el presente estudio, LIF recomienda lo siguiente:

Para las instancias gubernamentales:
  • Hacer cumplir rigurosamente las protecciones legales internacionales y nacionales para los trabajadores, sin importar su estatus contractual, incluidas – pero no limitadas a – la libertad de asociación, la prohibición de prácticas laborales de trabajo forzado y obligatorio y la prohibición del trabajo infantil.
  • Garantizar la capacidad de los trabajadores de caña de azúcar, actuales y futuros, al fácil acceso al más alto nivel posible de cuidado médico preventivo y especializado y al tratamiento de ERCnT.
  • Llevar a cabo inspecciones transparentes de las instalaciones de caña de azúcar bajo la provisión para inspecciones especiales de la Ley No. 664, 26 de junio de 2008, Ley General de Inspección del Trabajo, ch. II, art. 7.
  • En caso de encontrar violaciones a las leyes nacionales, solicitar el cumplimiento por parte de los productores en un margen de tiempo específico y mínimo, e imponer sanciones económicas suficientes para prevenir futuros incumplimientos.
  • Revisar los requisitos de seguridad social por invalidez para los trabajadores de la caña de azúcar que padezcan de ERCnT, y en caso de que los trabajadores o sus dependientes económicos califiquen para la seguridad social, asegurarse de que ellos obtengan los beneficios correspondientes completos.
  • Garantizar un proceso justo e igualdad de trato ante la ley para los trabajadores y ex trabajadores de la caña de azúcar.
[/mk_custom_list]
[vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″]
Para los productores de azúcar:
[/vc_column_text]
[mk_custom_list icon_color=”#7ac043″ margin_bottom=”30″ align=”none”]
  • Cumplir con las leyes nacionales e internacionales relativas a la promoción de salud, derechos humanos y condiciones de trabajo dignas.
  • Mejorar el acceso a agua y sombra para los trabajadores en los campos.
  • Instituir medidas adicionales, incluyendo la provisión de equipo de protección necesario y en buenas condiciones, así como llevar a cabo programación educativa para proteger a los trabajadores de la exposición a agroquímicos, sin importar el estado contractual de aquellos.
  • Proveer a todos los empleados acceso ilimitado a la información médica obtenida en los exámenes médicos efectuados por el productor o por el personal médico afiliado al productor.
  • Adoptar prácticas laborales que sigan pautas reconocidas internacionalmente para el trabajo seguro en climas calurosos, tales como la iniciativa Water. Rest. Shade Program (Programa Agua-Descanso-Sombra) de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés).
[/mk_custom_list]
[vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″]En última instancia, se determinó que se necesita investigación más exhaustiva para recabar las preocupaciones de estos trabajadores relacionados con sus derechos, con el fin de informar de manera efectiva futuras intervenciones sobre derechos. A lo largo del estudio, los investigadores también identificaron tendencias en áreas relacionadas con los derechos indígenas, las prácticas peligrosas de trabajo infantil, las barreras financieras a la atención médica, y la contaminación del medio ambiente, todo lo cual está fuera del alcance de este estudio.

En 2013, LIF completó un estudio más amplio con un enfoque metodológico mixto (cuantitativo y cualitativo) de las condiciones de trabajo para dos ingenios en el occidente de Nicaragua, tales resultados se darán a conocer en este año. Creemos que este estudio proporcionará una mayor comprensión de los desafíos específicos a los que se enfrentan los trabajadores de caña de azúcar en el lugar de trabajo y pondrá de relieve los factores de riesgo potenciales para los miembros de la población más afectada por ERCnT.

De acuerdo con destacados investigadores, las duras condiciones de trabajo probablemente contribuyan al crecimiento de la epidemia de enfermedad renal crónica de causas no tradicionales (ERCnT) que afecta a regiones de toda América Central. Dado que los trabajadores de caña de azúcar son los más afectados, Fundación Isla hace un llamamiento para llevar a cabo más investigaciones en los campos médicos, legales y científicos para analizar las condiciones de trabajo en la industria azucarera de Nicaragua, dado su probable papel en el contínuo desarrollo de la epidemia.

Junto con la colaboración de sus socios nacionales e internacionales, Fundación Isla continuará facilitando e implementando proyectos multidisciplinares para revertir la creciente prevalencia de ERCnT y mitigar el impacto de la enfermedad en las comunidades afectadas. Fundación Isla insta encarecidamente a los medios de comunicación a que den una mayor y renovada atención a la creciente crisis humanitaria.[/vc_column_text][/vc_column][/mk_page_section]

[mk_page_section attachment=”scroll” bg_position=”left top” bg_repeat=”repeat” bg_stretch=”false” enable_3d=”false” speed_factor=”4″ bg_video=”no” video_mask=”false” video_opacity=”0.6″ top_shadow=”false” section_layout=”full” min_height=”100″ full_height=”false” padding_top=”10″ padding_bottom=”10″ margin_bottom=”0″ first_page=”true” last_page=”true”][vc_column width=”1/3″][/vc_column][vc_column width=”1/3″][/vc_column][vc_column width=”1/3″][mk_custom_box border_width=”0″ bg_color=”#f4f4f4″ bg_position=”left top” bg_repeat=”repeat” bg_stretch=”false” padding_vertical=”10″ padding_horizental=”10″ margin_bottom=”10″ min_height=”100″][vc_column_text disable_pattern=”true” align=”left” margin_bottom=”0″]Contactenos: Josephine Weinberg, Directora del Departamento de Leyes y Derechos Humanos, Fundación Isla

Telefono: +505 2315-1261 (Nicaragua)

Correo: josephine@fundacionisla.org

By |2017-10-10T15:47:15+00:00November 6th, 2014|General, Press Releases|0 Comments

Leave A Comment